Mormon Newsroom
Nota de prensa

¿Quieres que Dios te salve la vida? Vive por convenios, no por conveniencia

El élder Gay de la Presidencia de los Setenta y su esposa, Lynette, hablaron el domingo con jóvenes adultos de todo el mundo.

Un día, a principios de 2004, Robert C. Gay y su esposa, Lynette, se reunieron con un apóstol de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y les pidió que dejaran de lado sus vidas cotidianas durante tres años para ser presidentes de misión de una de las 337 misiones en la Iglesia. Teniendo en cuenta el ajetreo de sus vidas, declinaron cortésmente.

El élder Gay y su familia viven en el Este de los Estados Unidos, estaban ocupados con la familia, grandes proyectos humanitarios en todo el mundo y el trabajo del élder Gay como socio mayoritario de una empresa de inversión global.

El apóstol no titubeó. "Lynette, vas a ser una gran misionera y compañera de tu esposo", dijo. Luego, volviéndose hacia Robert (ahora Elder Gay de la Presidencia de los Setenta) habló con inconfundible franqueza. "Realmente no lo entiendes", dijo el apóstol. “El Señor te está llamando para salvar tu vida. Vivirás tu vida ya sea por convenio o por conveniencia. Nunca hay un momento conveniente para servir. Esto es una cuestión de fe. Ya sea que creas que el Señor bendecirá tu vida con las bendiciones que necesitas mientras haces Sus prioridades, o no lo crees ".

Elder Gay estaba atónito. Tras una mayor reflexión en oración, él y Lynette se dieron cuenta de que sus vidas estaban fuera de balance con su fe y la Iglesia. Eligieron servir en la misión, que sería en Accra, Ghana.

  

“Una vida de convenios es una vida más equilibrada, vivida de acuerdo con las prioridades de Dios, no según nuestras propias agendas", dijo el élder Gay el domingo 3 de mayo de 2020, durante un devocional para jóvenes adultos de los Santos de los Últimos Días en todo el mundo. “Nuestras vidas no han sido las mismas desde entonces. Hemos sido completamente bendecidos por su amor y tutela. Si sé algo, sé que esta misma bendición será de ustedes si permanecen fielmente en el camino de Su convenio. Dios quiere salvarles la vida.”

Al igual que la conferencia general de abril de 2020, la transmisión global del domingo se realizó desde el auditorio del Edificio de Oficinas de la Iglesia en la Manzana del Templo en Salt Lake City. La asistencia se limitó a aquellos que hablaron y ofrecieron oraciones. El devocional del domingo se transmitió en vivo en 18 idiomas. En los próximos días, se archivará en 39 idiomas en broadcast.churchofjesuschrist.org.

Para lograr el mejor cambio en sus vidas, el élder Gay alentó a la audiencia de jóvenes adultos a considerar cuidadosamente cómo sus deseos se alinean con las prioridades de Dios.

"En dónde y en qué pongan el deseo de su corazón determinará cómo tendrán el poder para avanzar y prevalecer en la vida", dijo. "Por lo tanto, esta noche los invito a elegir enmarcar su vida por el deseo general de convertirse [al Señor] y fortalecer a los demás".

El élder Gay, quien ha sido Setenta Autoridad General durante ocho años, les recordó a los jóvenes adultos que establecer el equilibrio espiritual en sus vidas es un proceso, no un evento. Por lo tanto, deben ser pacientes consigo mismos.

"Jesús dio su vida para que no midiéramos nuestras vidas por nuestras debilidades o imperfecciones, sino para que pudiéramos arrepentirnos a diario y crecer en fortaleza mediante el arrepentimiento hacia una fe inquebrantable", dijo el élder Gay. “Los que viven por convenio no viven de ninguna manera vidas perfectas sino que refinan sus vidas a través del arrepentimiento diario. Tal refinamiento les abre las más ricas bendiciones de Dios y a los mismos poderes del cielo".

 

Hermana Lynnette Gay: Aprendan a escuchar que Dios les habla

La hermana Gay, que ha servido como maestra de seminario y en varios roles de las organizaciones de la Iglesia en la Sociedad de Socorro y la Primaria, habló sobre cómo todos pueden escuchar a Dios comunicarse con ellos. Una vez pensó que la revelación era algo reservado para los líderes de la Iglesia. Su vida, incluyendo una experiencia dramática que pudo haber salvado a su hija, le enseñó lo contrario.

La hija mayor de los Gay era estudiante en la Universidad de Utah. El élder y la hermana Gay vivían en Connecticut. La hermana Gay se despertó pacíficamente una noche por una impresión tranquila, una de amor por su hija y de la posibilidad de que pudiera estar en peligro.

"Este pensamiento vino a mí: ‘Llama a la policía. Pregúntales si pueden enviar una patrulla para revisar el área alrededor de donde ella vive’”, dijo la madre de siete hijos. "Dudé por un minuto, tratando de entender, y escuché la voz otra vez, ‘Llama a la policía’. Así que hice eso. Llamé a la policía. No podía explicarle exactamente al oficial por qué, pero le dije que realmente lo agradecería si por favor enviaba una patrulla para revisar el área alrededor de su casa. Me aseguró que lo haría, y con calma volví a la cama. Me desperté al día siguiente sin recordar lo que había sucedido durante la noche".

Varios días después, los Gay estaban en Utah y escucharon noticias en la radio sobre el arresto de un hombre con relación a un asesinato que había tenido lugar cerca de las viviendas para estudiantes en la Universidad de Utah. La hermana Gay entonces recordó su llamada nocturna a la policía local.

“Si bien no sé exactamente qué ocurrió, sí sé que un ligero empujón me despertó en medio de la noche y me forzó a hacer una llamada para ayudar a garantizar la seguridad de mi hija en una situación aparentemente insegura”, dijo la hermana Gay. “Estoy impresionada de que el único lenguaje verdadero que todos debemos escuchar, conocer y comprender es el lenguaje del Espíritu. Que puedan ustedes perfeccionar ese idioma en su vida. A medida que lo hagan, serán guiados, protegidos y elevados de todas las formas necesarias”.

La hermana Gay concluyó dirigiendo a su audiencia en edad universitaria a llevar sus cargas directamente a los brazos amorosos, cariñosos y consoladores de Jesucristo. “Cuando nadie más entiende, Él lo hace. Él entiende”, dijo la hermana Gay. “Con amor los insto a que cada día vean hacia el Salvador, no desviarse. Vuélvanse hacia Él con fe en esas verdades que saben que son verdaderas. No dejen que sus dudas, sus miedos o esas cosas que los mantienen despiertos por la noche los alejen de la protección y el poder del Espíritu Santo y [las] ​​promesas de nuestro Salvador Jesucristo".

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.